Como evitar accidentes en el hogar

Prevención de ingesta de cuerpos extraños

Comparte esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

La ingestión de cuerpos extraños es un accidente muy frecuente en la infancia. La mayoría ocurre en niños entre los 6 meses y 4 años de edad por la curiosidad característica de esta etapa de explorar objetos que, al llevarlos a la boca, pueden ser ingeridos. Por ello, es muy importante que los padres, madres y cuidadores estén alertas con los objetos que les dan a los chicos durante la etapa de juego, así como los momentos en que comparten con hermanos mayores para evitar que los mismos puedan tragar pedazos de juguetes u otros objetos que se coloquen en la boca y puedan ocurrir accidentes que en algunos casos provocan complicaciones severas como atragantamiento y hasta perforaciones del tubo digestivo. 

La mayoría de los cuerpos extraños que el niño ingiere, llegan al estómago y pasan  el tubo digestivo sin atascarse, siendo eliminados sin dificultad. Sin embargo algunos objetos pueden quedar alojados en el tracto digestivo y causar complicaciones debiendo ser extraídos por endoscopia y/o cirugía.

Los cuerpos extraños ingeridos pueden ser: romos, punzantes, cortantes y tóxicos. Cuando son cortantes o puntiagudos, tiene riesgo mayor de producir perforación en el tubo digestivo. Los objetos más frecuentemente ingeridos son monedas, agujas, imanes, joyas, alfileres, pilas de botón, partes de juguetes, bolillas, huesos de pollo y espinas del pescado.

 ¿Cómo se manifiesta?

Si el niño se tragó un objeto o presenta los siguientes síntomas: 

– dolor en el pecho, dificultad y dolor para tragar, salivación, rechazo del alimento, vómitos, tos y dificultad respiratoria debe consultar rápidamente,  pero en la mitad de los casos no tienen ningún síntoma.

¿Cuáles deben ser las medidas iniciales?

Nunca empujar un cuerpo extraño a ciegas o intentar su extracción con maniobras intempestivas para evitar mayor daño.

Acudir a un centro de salud de forma inmediata. Allí intentarán identificar y localizar el objeto, para determinar la conducta a seguir. 

Su extracción inmediata tiene que ser realizada por profesionales capacitados.

Controlar las deposiciones para observar la eliminación del cuerpo extraño si éste ya pasó el estómago.

 URGENCIAS: Las baterías o pilas  botón tienen indicación urgente de extracción endoscópica, por contener sustancias químicas y toxìcas que pueden provocar quemaduras severas del esófago.  

 ¿Cómo prevenir esta ingesta? 

  • No dejar al alcance de los niños cualquier  objeto que por su tamaño puedan ser ingeridos y quedar atascados en su tracto digestivo.  
  • Los juguetes con pilas deben estar asegurados

Consejo: Ante la sospecha de ingesta de un cuerpo extraño, consulte rápidamente a ccentro de salud cercano.