Mejor producción, nutrición, medio ambiente y una vida mejor, ¡para todos!

Día Mundial de la Alimentación

lunes 18, octubre 2021

Abrió la convocatoria para realizar concurrencias en el HPMI
Comparte esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Cada 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación, celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), como forma de concientización de los problemas alimentarios que hay en todo el planeta, con el fin de impulsar acciones solidarias a favor de la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. 

El lema propuesto por la OMS este año es «Mejor producción, mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una vida mejor, ¡para todos!», el cual propone generar acciones individuales y colectivas para crear conciencia acerca de la importancia de una alimentación saludable, un estilo de vida activo que prevenga patologías como el sobrepeso y la obesidad, además de prácticas ecológicas y sustentables que eviten la contaminación, la cual también afecta a la salud de las personas.

Actualmente, Argentina se encuentra debatiendo el proyecto de “ley de promoción y alimentación saludable”, conocido también como “ley de etiquetado frontal” que pretende garantizar el derecho a la salud y alimentación adecuada, incorporando sellos de advertencia sobre los alimentos envasados que exhiban cuando un determinado producto tenga exceso de nutrientes críticos como grasas saturadas, sodio, azúcares y/o calorías.

En este marco, el equipo de nutrición del Área Operativa Norte resaltó la importancia de contar con una ley de etiquetado frontal de alimentos, que brinde a la sociedad información clara, simple y concisa. “Es el primer paso de un gran camino para educar a la población, ahora las personas podrán contar con información clara para cuidar la calidad nutricional y la economía familiar”, manifestó la licenciada Florencia Siufi de la Unidad de Nutrición y Alimentación.

Los patrones de consumo alimentario fueron cambiando, y los alimentos ultra procesados, en paquetes, y pocos saludables fueron incrementando en el consumo de la población, generalmente sus etiquetas nutricionales suelen ser confusas, engañosas y poco claras, por lo cual las personas muchas veces no tienen noción acerca de lo que consumen. Esta ley de etiquetado frontal supone una herramienta sencilla, práctica y efectiva para informar a la población sobre los productos que pueden dañar la salud y ayudar a guiar las decisiones de compra.

Esta ley beneficiará tanto a la población sana, como así también a aquella que se ve afectada por alguna patología como diabetes, hipertensión arterial (HTA), problemas renales y exceso de peso.